Noticias

Formación del Profesorado ¡Gracias MDRT!

Juntarse es un comienzo; mantenerse juntos es progreso; trabajar juntos es éxito

~Henry Ford

Love Without Boundaries da las gracias de corazón a la Fundación Mesa Redonda del Millón de Dólares (Million Dollar Round Table Foundation) por su generosa donación de 25.000$ a beneficio del Programa de Educación Escuelas Cree En Mí. Aproximadamente 250 alumnos de las provincias de Anhui, Fujian, Guangdong, Guizhou, Hubei, Hunan, y Shanxi, se beneficiarán directamente de esta increíble ayuda.

Una parte de los fondos se usaron este verano para poner en práctica un completo curso de formación de profesores en Huainan, provincia de Anhui. El curso, de una semana de duración, fue impartido por cuatro profesionales estadounidenses que viajaron a China para enseñar Educación Especial a los profesores de las escuelas Cree En Mí, pues trabajan todos los días con niños de necesidades especiales.

En China no hay formación en educación especial en las carreras de magisterio, y por ello, aunque todos nuestros profesores son titulados, ninguno ha recibido formación universitaria en cómo ayudar a los preciosos niños tan especiales con los que trabajan todos los días. Muchos de nuestros profesores nos han dicho muchas veces que la parte más dura de su trabajo era manejar la conducta de los niños con necesidades especiales, y el no saber cómo impartirles la información de modo que la pudieran aprender. Con una educación basada en la enseñanza china, su lucha diaria era encontrar el modo más adecuado para enseñar a los pequeños.

Las profesionales estadounidenses son expertas en terapia ocupacional y fisioterapia, en educación física adaptada, en formación en educación especial, y en psicología, y juntas tienen 40 años de experiencia profesional. El equipo pasó cientos de horas antes del viaje trabajando en las materias que iban a impartir, y proporcionaron más de 50 documentos escritos para los profesores chinos que incluían muchas ideas para manejar la conducta, enseñar habilidades de pre-escritura, juegos de educación física adaptados, enseñar usando asambleas en círculo y calendarios, y muchas más cosas. También se proporcionó a cada escuela un enorme saco petate lleno de artículos de enseñanza para ser usados una vez estuvieran de vuelta con sus alumnos. Entre los artículos se incluyeron hula hopos, pelotas con distintas texturas e infladores, láminas para los sentidos, tarjetas de estado de ánimo, ingredientes para hacer plastelina, etc. 

El curso de formación consistió en la impartición de clases teóricas matutinas que fueron traducidas por el personal de LWB de toda china, y clases prácticas por la tarde para trabajar lo aprendido por la mañana. En estas clases los profesores aprendían interactuando con los alumnos de la escuela de Huainan. Durante toda la semana que duró el curso, recibimos muchos mensajes que nos decían que los profesores chinos estaban entusiasmados, tomando apuntes de los temas tratados y haciendo fotos de las presentaciones y los ejemplos que se ofrecían. Los profesores chinos hicieron muy buenas preguntas haciendo referencia a sus alumnos y pidiendo soluciones a situaciones específicas. Los profesores también tuvieron la oportunidad de aprender unos de otros ya que hacían grupos distintos todos los días, y pudieron discutir sus problemas además de aprender de la experiencia de los demás sobre cómo manejar las situaciones mejor. Hubo muchos planes de clase y los profesores partieron sintiendo que tenían un curriculum completamente nuevo. Ahora podían volver a sus escuelas y usar lo aprendido en su interacción diaria con los alumnos. 

Este curso de formación no solo fue muy gratificante para los profesores chinos, también los alumnos del orfanato de Huainan tuvieron la oportunidad de recibir lecciones particulares de profesores muy experimentados. Alumnos como Zhou Zhou (como le llamaron nuestro equipo americano), nuevos en la escuela y terriblemente tímidos cuando empezó la semana, aprendieron nuevas habilidades y las mostraron muy bien cuando el curso terminó.

Nuestras profesoras americanas también nos han dicho más de una vez, lo mucho que les ha cambiado la vida esta experiencia. Una de ellas dijo: “Yo pensaba que iba a ir a China a enseñarles lo maravilloso que es trabajar con los niños de necesidades especiales, pero conocer a los pequeños de Huainan me ha cambiado profundamente y me ha afirmado en mi creencia de que es maravilloso enseñar a estos niños tan increíbles.”

Nuestros alumnos y escuelas Cree En Mí seguirán beneficiándose de este curso de modo muy significativo todo este próximo curso. Y como Henry Ford tan sabiamente dijo: Juntarse es un comienzo; mantenerse juntos es progreso; trabajar juntos es éxito.”

Muchas gracias MRMD por “juntaros” con LWB y marcar una diferencia que cambiará e impactará la vida de los niños y los profesores en China!