Historias de Éxito

Lara, una mariposa que aprende a ser sociable

Cuando Lara, de dos años de edad, llegó a la escuela Cree en Mí del orfanato de  Qingyang, era una niña introvertida y tímida. Sus únicos sonidos eran balbuceos y nunca sonreía, ni siquiera a las personas que conocía.  
Tan sólo unos meses después, ya estamos apreciando un gran cambia en esta dulce niña. Bajo la atenta mirada y las enseñanzas de las profesoras de la escuela, la personalidad de Lara está empezando a aparecer.

Los últimos informes escolares de Lara nos dicen que le encantan los abrazos de sus profesoras y que sonríe a sus amigos. De hecho ya sabe los nombres de todos sus compañeros.
Ahora Lara sabe decir varias palabras: “mamá, gracias, tía, adiós”., le gusta hacer pompas y jugar con el pez en la clase.

Lara también ha aprendido a imitar los movimientos de la profesora cuando hacen los ejercicios de clase. Es una niña brillante, que además resulta ser adorable.
Estamos muy orgullosos de que Lara tenga unos padrinos que hacen posible que crezca y aprenda todo lo necesario. Es encantador ver como aflora su personalidad con los cuidados de las profesoras de la escuela.

Gracias a todos los padrinos de LWB por ser parte de esta historia.