Historias de Éxito

Cayden

Un menudito y débil Cayden se unió a nosotros en marzo. Con siete meses, sólo pesaba  2,8 kg. Cayden se recuperaba de una neumonía y acababa de ser intervenido para quitarle un gran quiste en el cuello que le dificultaba la respiración y la alimentación. Estaba tan desnutrido que se consideró llevarlo al hospital para ser alimentado por sonda. Al estar tan bajito de peso y ante la posibilidad de coger alguna infección en el hospital, decidimos esperar a ver si las cuidadoras podrían conseguir un pequeño  milagro.

Pensábamos que las cuidadoras podrían sacarlo adelante, pero nos impresionó ver los cambios que experimentaba Cayden semana tras semana. No pasó mucho tiempo hasta que sus mejillas comenzaron a redondearse, apareciendo unos preciosos hoyuelos y una más preciosa sonrisa.

En agosto, este adorable bebé, ya tiene este maravilloso aspecto de salud, ya está preparado para volver a su ciudad natal y prepararse para ser adoptado.
Deseamos a Cayden todo lo mejor y esperamos que, muy prontito, pueda encontrar una maravillosa familia para siempre.