Objetivos y Resultados

Una de las bases esenciales del trabajo de la Fundación Love Without Boundaries es la de tener programas para los niños que produzcan resultados REALES. Evaluamos nuestros proyectos de forma continua y hacemos los cambios necesarios para proporcionarles el mejor cuidado posible. Un objetivo central de todos nuestros programas es permitir a tantos niños como sea posible, encontrar una familia a través de la adopción. Hasta la fecha, más de 2.000 niños atendidos por LWB están en sus hogares permanentes al haber sido adoptados por familias de todo el mundo.

Casas de Curación

 El programa de las Casas de Curación tiene cuatro objetivos fundamentales:

  • Reducir la tasa de mortalidad de los niños huérfanos nacidos con necesidades médicas.
  • Reducir el tiempo necesario que un niño huérfano necesita para prepararse para ser operado.
  • Aumentar el número de niños con necesidades médicas que tengan preparados sus expedientes de adopción.
  • Reducir el estigma que rodea a los niños nacidos con necesidades médicas.

LWB tiene la capacidad de alcanzar estos cuatro objetivos gracias en parte a nuestra maravillosa infraestructura de personal, hospitales, médicos y familias de acogida en China. Cada Casa es dirigida por una manager que trabaja a jornada completa y que está en contacto diario con nuestras voluntarias en el extranjero. LWB tiene firmados contratos tanto con hospitales locales como con médicos para proporcionar cuidados expertos y a tiempo a los niños de nuestras casas. Los niños llegan a las casas de curación a la primera oportunidad posible, para así poder coger el peso y la fuerza necesarios para ser operados de modo seguro y exitoso. Los orfanatos comprueban que una vez que un niño ha sido operado y tiene buena salud, aumenta la posibilidad de que encuentre una familia adoptiva, por lo tanto, preparan su expediente de adopción. Gracias a nuestras casas de curación hemos podido mostrar a la comunidad donde estas se ubican, que estos niños son preciosos y que no han de ser temidos, ocultados ni ignorados. La gente que visita nuestras casas y los que trabajan en ellas pueden ver a estos niños como lo que son, niños tan normales como los demás. Gracias a nuestro alcance público y a ubicar a los niños en familias de acogida locales, estamos difundiendo el mensaje a los demás de que todos los niños merecen ser amados y abrazados.

Tasas de éxito: nuestro programa de casas de curación ha tocado las vidas de 114 niños de 41 orfanatos en 2011.

Tasas de mortalidad: muchos, o posiblemente la mayoría, de nuestros residentes no habrían sobrevivido sin la intervención de una casa de curación. Pero podemos informar de una tasa de mortalidad del 4% en los últimos 12 meses. Aunque nos duele en el alma la pérdida de nuestros niños, celebramos a los que han sido curados.

Tasas de adopción: la mayoría de los orfanatos no preparan los expedientes de adopción de los niños con necesidades médicas importantes, hasta que no hayan sido completamente curados. El 95% de los niños de nuestras casas de curación tienen sus expedientes listos y enviados a la administración nacional en el momento de ser dados de alta. Además, 49 niños de nuestros programas se han unido a sus familias gracias a la adopción en los últimos 12 meses.

Los recursos económicos de nuestras casas vienen principalmente de donantes individuales que apadrinan a un niño específico, o que donan para que los fondos se usen donde sean más necesarios. Las donaciones llegan de forma puntual o como suscripciones mensuales. Los eventos recaudatorios anuales, como la e-subasta de arte o la Maratón del Cuerpo de Marina en Washington, EEUU, ayudan con gastos médicos adicionales. Todos los padrinos reciben informes mensuales sobre el progreso de su niño apadrinado, más un informe extra mensual sobre la casa en general. Cuando un niño ingresa en un hospital para ser operado, se envían informes suplementarios explicando los detalles de cómo ha ido la intervención y la recuperación del peque, hasta que pueda volver a la casa. Trimestralmente se envían informes post-operatorios incluso después de que el niño deje la casa, hasta un año después de haber sido operado. Todos los meses mandamos de tres a cinco fotos y datos como el peso y el desarrollo físico y evolutivo del niño, junto a las observaciones de nuestras monitoras, nuestro personal médico y nuestras voluntarias. Nuestro personal voluntario está disponible para responder cualquier pregunta que los donantes puedan tener sobre la salud y el bienestar de su niño apadrinado.

Educación

Las escuelas “Cree En Mí” del programa de Educación de LWB están ubicadas en los orfanatos para atender a los niños con necesidades médicas que no pueden asistir a la escuela pública. Entre sus objetivos principales se incluyen:

  • Dar a los niños con necesidades especiales la oportunidad de aprender.
  • Animar a los orfanatos a cumplimentar los expedientes de adopción del mayor número de niños posible.

LWB facilita servicios escolares esenciales a estos niños renovando aulas, contratando profesores a jornada completa y proporcionándoles materiales y formación en el método Montessori. Todos los niños que entran en nuestras escuelas son evaluados inicialmente para asignarlos en las aulas correspondientes y después se les evalúa regularmente para ver sus progresos. Cada escuela tiene un responsable contratado para garantizar la contabilidad y el progreso del programa.

En cada una de nuestras cinco escuelas Cree En Mi, niños que sufrían una institucionalización severa están experimentando la alegría de aprender. Muchos niños no hablaban, estaban diagnosticados con retraso mental y eran calificados de “no-adoptables” cuando empezamos nuestras escuelas. Después de haber estado en un ambiente escolar y con profesores que se han dedicado plenamente a ellos, hemos visto resultados sencillamente impresionantes. Muchos niños son calificados ahora como “sanos” y han encontrado hogares permanentes a través de la adopción. LWB ha atendido a 197 alumnos en 2011. Los donantes de nuestras escuelas Cree En Mi reciben informes regularmente de los niños a los que apadrinan.

Médico

El objetivo fundamental del programa médico de LWB es el de proporcionar excelentes cuidados médicos y cirugías a todos los niños que llegan a nuestras manos. Para lograr este propósito hemos identificado en China a los mejores cirujanos y médicos especialistas en cada necesidad especial. LWB negocia contratos con los mejores hospitales como el Hospital Infantil Universitario de Fudan en Shanghai; el Primer Hospital Afiliado de la Facultad de Medicina de Fujian en Fuzhou; y el Hospital Infantil de Anhui, en Hefei. También ayudamos a facilitar la formación médica continua gracias a los intercambios médicos que realizamos. Tenemos también médicos en los EEUU y en Europa a los que consultamos casos complejos.

Con los años, LWB ha construido en China uno de los programas médicos más eficaces. Contratamos managers locales en cada una de las ciudades en las que tenemos un contrato con un hospital, y solo usamos hospitales en los que sabemos que se da una atención médica de calidad a los niños huérfanos. Para nosotras, el bienestar de los niños es lo primero en todo momento. En cada uno de los casos que tenemos, hacemos todas las pruebas pre-quirúrgicas necesarias, desde ecografías de corazón, cateterismos, escáneres CT, RMI hasta análisis de sangre, para poder hacer una evaluación informada de la necesidad de un niño. Además, para cada niño diseñamos un plan pre y post operativo, y lo vigilamos de cerca durante todo el tiempo que dure su proceso de recuperación y curación, y durante al menos un año después de haber sido dado de alta.

En LWB evaluamos nuestro programa médico con regularidad, examinando tanto la tasa de mortalidad como las complicaciones surgidas en cada tratamiento u operación realizada. En 2011 nuestro programa ha ayudado a 300 niños. Desde que LWB empezó en 2003, hemos proporcionado servicios médicos a más de 1.900 niños huérfanos y sin recursos de China.

Confiamos en la generosidad y en la compasión de los donantes individuales para sufragar por completo las operaciones y los tratamientos médicos que los niños de nuestro programa necesitan. Una vez se ha recaudado la totalidad del coste del tratamiento de un niño, lo organizamos para que empiece cuanto antes. En los casos urgentes, tenemos un fondo designado exclusivamente para usarlo en los niños que sencillamente no pueden esperar a tener su tratamiento cubierto. En estos casos lo que hacemos es organizar inmediatamente su tratamiento y después recaudamos su coste para devolverlo al fondo de emergencias. Los donantes reciben informes y fotos de los niños a los que ayudan a sufragar sus cuidados médicos al mes, a los tres meses, a los seis meses y al año de haber sido operado. Cuando un niño llega al hospital para ser operado, se envían informes adicionales a los padrinos, explicando los detalles del tratamiento y su recuperación. Nuestro personal voluntario está disponible para responder a cualquier pregunta que los padrinos puedan tener sobre la salud y el bienestar de su niño apadrinado.

Familias de Acogida

LWB cree sinceramente que cada niño se merece una familia propia. Nuestros objetivos con el programa de familias de acogida incluyen:

  • Poder sacar a niños de un entorno institucional y llevarlos a vivir en un entorno de calidad con una familia cariñosa.
  • Fomentar el desarrollo del vínculo.
  • Reducir los retrasos debidos a institucionalización.
  • Fomentar la aceptación de la comunidad de los niños con necesidades especiales.
  • Aumentar el número de niños cuyos expedientes de adopción están hechos.

Para alcanzar nuestros objetivos trabajamos en colaboración con las instituciones de bienestar social en China y tenemos contratos firmados con los orfanatos de las zonas donde tenemos programas de acogimiento familiar. El personal de LWB trabaja junto a los orfanatos para encontrar familias locales cualificadas para cada uno de los niños. También tenemos managers nativos en cada ciudad que visitan a los niños todos los meses para ver sus progresos, apoyar a las familias y ofrecer ayuda. Nuestros managers trabajan también mano a mano con los orfanatos en lo referente a la tramitación de los expedientes y en el bienestar de cada niño del programa.

Tenemos la inmensa alegría de ver que muchos de los niños a los que ayudamos son adoptados cada año. Nuestro programa de acogimiento atendió a 316 niños huérfanos de 18 ciudades de China en 2011, con 62 niños habiendo sido adoptados. A menudo solemos recibir cartas de las familias adoptantes diciéndonos lo bien adaptados a la vida familiar estaban sus hijos. 

Para poder seguir manteniendo a los niños en familias de acogida, confiamos en nuestra maravillosa y leal base de padrinos. Como los precios en China han aumentado mucho el pasado año, tenemos el placer de decir que nuestro número de padrinos también lo ha hecho para poder así lograr los fondos necesarios para nuestros programas de familias. Los padrinos reciben un informe actualizado con fotos de su niño apadrinado.

Nutrición y Asistencia al Orfanato

Uno de los propósitos principales de este programa es ayudar a los orfanatos de toda China a cubrir las necesidades más básicas que puedan tener sus niños. Esta cobertura incluye las necesidades nutricionales pues proporcionamos papillas infantiles de alta calidad y cereal de arroz. También proporcionamos otros artículos necesarios como cunas seguras, abrigos, ropa, pañales etc.

LWB tiene en China a dos directoras de programa a jornada completa que trabajan junto a los orfanatos identificando sus necesidades más críticas. Nuestro personal voluntario trabaja de cerca con los donantes individuales y con los grupos para ayudar a decidir qué proyectos llevar a cabo en un orfanato concreto, asegurando además que sus donaciones sean usadas como se ha pretendido. En proyectos puntuales como la compra de cunas o de abrigos, mandamos a los donantes informes cuando finaliza la gestión. En proyectos de nutrición, tomamos nota de las medidas antropométricas de los niños regularmente para ver su crecimiento. En los programas nutritivos hemos visto mejorar la salud, la piel y el pelo de los niños, así como una reducción de las infecciones, y las cuidadoras nos han informado de niños mucho más felices. Los padrinos de nuestro programa de nutrición reciben trimestralmente informes con fotos de sus niños apadrinados.

En 2011 ayudamos a 100 orfanatos de 22 provincias con proyectos asistenciales.

 

Puedes tener información más detallada de los resultados de nuestros programas leyendo nuestros informes anuales aquí.